martes, 20 de marzo de 2012

Reseña "Delirium, Lauren Oliver"


¿Recordáis cuando afirmé rotundamente que Divergente era mi segunda distopía favorita? Lo confirmo. Y es cierto que- al menos de momento- sólo es superada por ésta que aquí os traigo. 

Casi del todo preparada para lanzarme a por Pandemonium, he decidido darle una relectura al libro que durante tanto tiempo me cortó la respiración, punzándome el corazón y robándome la razón…. Y lo ha vuelto a hacer, ¿se nota?  

Y, ya que estaba, aquí os dejo una reseña hecha a toda prisa, por si alguien está interesado en el libro y aún no ha decidido dar el paso, y leer esta historia con tintes Shakespeareanescos (menuda palabreja xD). Una historia hermosa, difícil de explicar lo que te llama de ello, difícil de comprender. Pero aún más difícil de olvidar.
                                                                                                          
 


Autor: Lauren Oliver
Editorial en España: SM
Género: Juvenil Romántico.


Photobucket

“La deliria nervosa de amor- comúnmente llamada amor- es una enfermedad peligrosa que produce ansiedad, impide tomar decisiones sobre el propio bienestar, produce risa incontrolada y alteración en el apetito del individuo afectado.”
En Estados Unidos hace 65 años que el amor está clasificado como enfermedad: te mata cuando la tienes y cuando no. Y hace 43 que los científicos encontraron la cura que se aplica cuando cumples los dieciocho.

A Lena Holway le quedan 95 días para que lleven a cabo su intervención y verse libre de la enfermedad. Está impaciente, ansiosa por verse libre de sus garras y estar segura para siempre como los adultos que están a su alrededor.

A Lena Holway le quedan 95 días para operarse. Tres meses. Un verano. ¿Qué podría salir mal en tan poco tiempo?

Pero algo sucede, o más bien alguien. Y contra todo pronóstico, a pesar de su miedo y precaución, Lena se “infecta”: O bien podemos decir que se enamora.

Contraer la deliria nervosa es arriesgado, es inútil, está prohibido y Lena es consciente de ello, sabe que está mal, pero no le importa, ya que el corazón tiene razones que la razón desconoce.




Photobucket


“Una vida sin amor es una vida sin dolor: segura, precavida, fiable y feliz.”
Si no hay dolor no hay odio y sólo queda la paz y felicidad. O eso es lo que le hacen creer durante toda su vida a Lena.

Lena Holway es un personaje que se presenta a sí mismo como “del montón”. Bajita, ni guapa ni fea, ni gorda ni delgada y sin un color definido de ojos. Pero según sus palabras, sus expresiones, vemos que “del montón” le queda corto. Tímida con los desconocidos, aunque no demasiado, entra en pánico cuando piensa en hacer algo en contra de la sociedad, en contra de los principios que les inculcan en la escuela desde pequeños, y que tiene que seguir a rajatabla en su casa, donde vive con sus tíos y las nietas de éstos. Y esto la hace parecer una cobarde, nada más lejos de la realidad.

Lena es un personaje profundo, que lo estudia todo, que conoce los riesgos y límites, y cree saberlo todo acerca de la sociedad, o al menos de la enfermedad de la que tienen que curarla.

Contraria a ella, al menos en apariencia, nos encontramos a Hana, un bellezón rubio de metro ochenta, alegre, saltarina, con desparpajo y rebeldía en las venas: su mejor amiga.

Hana es todo lo que a Lena le gustaría ser: no tiene miedo de ser observada, de vivir, de moverse. Tiene riqueza, una familia completa y segura, un hogar hermoso.

Pero Lena se conforma con lo que tiene, con lo que puede llegar a ser, con lo que le está planeado. Porque, claro está, la sociedad de Lena y Hana controlará su vida desde la intervención: en qué trabajarán, con quién se casarán, incluso cuántos hijos deberían tener.

Esto no le preocupa. Siempre es así. Y todos los adultos “curados” saben lo que les conviene, si algo sucediese alzarían la voz, ¿verdad?

Pero cuando conoce a Álex- el guapo, impresionante, y audaz Álex-es cuando comienza a plantearse las cosas…una vez más. Pues Lena está llena de secretos, que podemos ir desgranando poco a poco: secretos de familia, secretos sentimientos, impulsos que están castigados en su sociedad.

Con un toque- mínimo pero perceptible- que se asemeja a “Traición”, esta distopía te llena lenta como la miel, dulce como ella, pero para nada empalagosa.

Vemos a Lena evolucionar, romper el muro que le rodea, enfrentarse a sus temores, a su interior, a sus secretos y luchar por su futuro.



PhotobucketY, como siempre en los libros de Lauren Oliver (Como en “Si no despierto”), nos mantiene en vilo, maravillándonos en cada capítulo, sacando sonrisas en nuestros labios, y anhelo en nuestros corazones.

Lauren consigue que conozcamos a sus personajes, al ser pocos, personajes a los que podemos llegar a considerar parte de nuestras vidas, realistas cuanto menos, pero que sorprenden con cada pensamiento, personajes con los que deseamos correr, gritando en nuestra mente, y viviendo cada página de su vida como si fuera nuestra.

Escritora de frases memorables, de enseñanzas del día a día, de poesías que susurrar a la luz de las velas, y libros que guardar junto a nuestros corazones, Lauren Oliver se ha convertido en una autora a tener en cuenta en cada publicación.

Te amo. Recuerda. Eso no pueden quitártelo.


Si aún no estáis enganchados a éste libro y queréis leer el primer capítulo podéis encontrarlo AQUÍ.

Gracias a SM ;)


AMOR. Una sola palabra, una cosa pequeña, una palabra no mayor ni más larga que el filo de una navaja. Eso es lo que es: una cuchilla. Corta tu vida por el centro, separándolo todo en dos, haciendo que caiga a uno u otro lado. Antes y después.

Antes y después. Pero también durante: un instante no mayor ni más largo que el filo de la navaja.



Como curiosidad os dejo una recopilación pequeñita de las preguntas que podrían dejaros en vuestra evaluación :P

Podéis leerla/ ver la imagen AQUÍ

Y, para quienes lo hayan leído, tal vez también Pandemonium, y quieran echar un vistazo a otro personaje, el de Hana, he de decir que la autora escribió una historia corta con ella como protagonista.